681 10 51 10 Previo cita c/ Museu, 15, 2n A, GRANOLLERS
681 10 51 10 Previo cita c/ Museu, 15, 2n A, GRANOLLERS

Como muchas sabréis, Pilar Rubio ha  aprovechado aún más el tirón de su embarazo y tras su sección de la desinformación en El Hormiguero…. Vuelve para presentar su libro: Embarazada ¿y ahora qué?

Me gustaría empezar comentando todo lo bueno que ha tenido su aparición en la televisión, porque es cierto que ha conseguido que la fisioterapia en el suelo pélvico, la preparación al parto, y la Gimnasia Abdominal Hipopresiva tengan un hueco en Prime-Time, y eso es de agradecer.

Pilar reivindica que para que el bebé esté bien, la madre tiene que estar bien, ¡y es algo que nos encanta! Tiene mucha razón en que normalmente todo el mundo se centra en la salud del bebé, pero ¿y la mamá?. También dice que es muy importante trabajar la parte psicológica, porque de repente en una cuenta atrás van a cambiar muchas cosas, y eso es totalmente cierto.

Pero vamos a entrar ya en las grandes frases de la noche. Empezamos por una no muy brillante explicación de por qué no le pasa nada al bebé cuando se tienen relaciones sexuales, en la que no entraremos, pero sí en la frase que la acompaña. Pilar, después de decir que se puede tener todo el sexo que se quiera y que no hay ningún problema suelta: “Otra cosa es que esto la madre lo utilice como excusa para no tener sexo… si es así ahí no me meto” No se si hace falta que explica por qué esta frase nos hace tanto daño, pero no lo voy a hacer. Os dejo que lleguéis a vuestras conclusiones.

Seguimos con el tema de la LACTANCIA. Pilar nos explica que ella ha dado el pecho a sus dos hijos, aunque sea poco tiempo, pero que no le gusta que la gente te juzgue por dar o no dar el pecho. Y tras esa gran reivindicación se deja lo más importante, que es explicar el por qué es importante dar el pecho, y cuál es la información que tiene que tener la mamá para decidir si dar o no el pecho. Ella dice que es una gran experiencia, y estamos de acuerdo, pero no es solamente eso. Vamos con los beneficios de la lactancia:

“La OMS puede afirmar ahora con plena seguridad que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta. Para el conjunto de la población se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y a partir de entonces su refuerzo con alimentos complementarios al menos hasta los dos años.”

Los bebés amamantados pueden ser menos propensos a Alergias, Infecciones de oído, gases, estreñimiento y diarrea, enfermedades de la piel, infecciones estomacales o intestinales, sibilancias, enfermedades respiratorias (neumonía y bronquiolitis). (1)

A parte, presentan menos riesgo de padecer: diabetes, obesidad o problemas de peso, Síndrome de muerte súbita del lactante y caries dentales. (1)

Ahora que ya sabemos lo beneficiosa que es la lactancia para el bebé, como decía Pilar ¿y la mamá? Pues hay muchos beneficios para la madre en la lactancia. A parte del vínculo que se crea entre madre e hijo, encontramos (1):

  • Pérdida de peso más fácilmente
  • Riesgo más bajo de cáncer de mama y ciertos cánceres ováricos
  • Posible riesgo más bajo de osteoporosis
  • Riesgo más bajo de cardiopatía y obesidad

Tras la lactancia vamos a seguir con otra de las frases de la noche: “Hay hombres que han sentido rechazo físico hacia su mujer después del parto” (madre mía….). Pilar nos ofrece una alternativa, haciendo que su marido esté donde está la madre, porque así tiene una visión subjetiva del parto, y puede grabar, porque “¿y qué va a hacer? bueno… y apoyarme….“. Os podéis imaginar aquí mi cara, con los ojos que se me salían de las órbitas.

Querida Pilar, se me ocurren muchas cosas que puede hacer tu pareja en ese momento. Ayudarte con las contracciones en diferentes posiciones y realizarte masajes; ayudarte a moverte y ir cambiando de posición para que tu pelvis se vaya moviendo y preparándose para que el bebé pueda salir sin problemas,… Pero supongo que tu equipo de expertos no te han explicado nada sobre el tema… Aunque claro, tu parto era programado “por razones obvias”. 

Entiendo que quisieras programar tu parto, y también entiendo que sabías todos los riesgos que ello conlleva, para ti y para tu bebé. Y como entiendo que conocías esos riesgos, no entiendo como sueltas una frase tan lapidaria en televisión. ¿Por qué normalizas un parto programado? ¿No eres consciente de el daño que puede hacer eso? 

Un parto programado o inducido debe limitarse a indicaciones médicas, en las que el riesgo de seguir adelante con el embarazo es mayor que el de realizar la inducción. Según la OMS : “Ninguna región geográfica debe tener un índice de trabajos de parto inducidos mayor al 10%. La inducción del parto debe limitarse a determinadas indicaciones médicas.”  Si las mujeres que vieron a Pilar deciden tener un parto inducido “por razones obvias”, ¿a qué tanto por ciento llegaremos?

Vamos a continuar con una de las cosas que sí me han gustado, y es que Pilar dijo que en el embarazo es lógico que te muevas, que entrenes, a no se que haya una contraindicación médica. Me encanta que cada vez más veamos que el ejercicio es vida y es salud, pero ojo con hacer ejercicio sin tener en cuenta los tiempos y las contraindicaciones. Siempre es bueno acompañarse de un profesional para que nos ayude en todo el proceso de embarazo y parto con el ejercicio. Hay profesionales como las compañeras de Fisiofit Woman que forman a profesionales en ejercicio saludable en el embarazo y el parto. No olvidemos que un exceso de ejercicio con hiperpresión abdominal en el periodo de cuarentena nos puede provocar lesiones en nuestro suelo pélvico.

Y dejando un poco de lado la explicación sobre el epi-no y la electroestimulación, y deseando que eso no sirva para que la gente simplemente se compre un aparato de electroestimulación sin saber el estado de su suelo pélvico ni lo que tiene que hacer, vamos con los hipopresivos.

Seguramente los nervios del directo hicieron que muchas indicaciones que se dieron y se vieron no fueran las correctas, pero me alegro que se les de un espacio en televisión para que la gente los conozca. Ahora, volvemos a lo mismo, si te interesan los hipopresivos, es bueno que busques a un profesional para que los realices de manera correcta.

 

Como conclusión, Pilar sigue la línea de su sección de embarazo, y nos deja bombas que pueden hacer mucho daño en las futuras mamás que la han visto. Espero y deseo que en el libro todas estas cosas estén explicadas por profesionales y no tengan nada que ver con lo que ella ha explicado en televisión.

 

 

SALUDos,

Maria

 

 

BIBLIOGRAFÍA

(1) Payne PA, Tully MR. Breastfeeding promotion. In: Ratcliffe SD, Baxley EG, Cline MK, Sakornbut EL, eds. Family Medicine Obstetrics. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2008:chap 4.

(2) López-Mendez Y, Arias-Araluce MMA, DelValle-Zelenko O. Lactancia materna en la prevención de anomalías dentomaxilofaciales. Rev Cubana Ortod 1999; 14 (1):32-8

(3)Scariati PD, Grummer-Strawn LM, Fein SB. A Longitudinal Analysis of Infant Morbidity and Extent of Breastfeeding in the United States. Pediatrics.1997;99(6),

(4)Daly KA, Brown JE, Lindgren BR, Meland MH, Le CT, Giebink GS. Epidemiology of otitis media onset by six months of age. Pediatrics 1999; 103:1158–66.

(5)Perera BJC, Ganesan S, Jayarasa J, Ranaweera S. The impact of breastfeeding practices on respiratory and diarrhoeal disease in infancy: A study from Sri Lanka. J Trop Pediatr 1999;45:115—8.

(6)Betran AP, Onis M, Lauer JA, Villar J. Ecological study of effect of breast feeding on infant mortality in Latin America. Br Med J 2001;323:1–5.

 

About the author

Leave a Reply

Catalan CA Spanish ES