681 10 51 10 Previo cita c/ Museu, 15, 2n A, GRANOLLERS
681 10 51 10 Previo cita c/ Museu, 15, 2n A, GRANOLLERS

¿Un parto en televisión como pilar en la educación de la mujer?

Por tercera vez veo a Pilar Rubio en “El Hormiguero” con su sección sobre el embarazo. Y hay cosas que me sorprenden, tanto para bien como para mal.

Para poneros en situación, el 23 de septiembre, Pilar Rubio hizo su sección en “El Hormiguero” simulando un parto en directo con una vagina artificial, con el propósito de enseñar a la población qué se debe hacer si una mujer se pone de parto y no llega al hospital. Una vez introducido el tema, vamos al lío.

Criticar se nos da muy bien a todos, pero también hay que decir las cosas que se hacen bien. Ésta vez, Pilar Rubio hizo caso a la avalancha de críticas de porqué no se acompañaba de profesionales del tema y no apareció sola en el plató, sino que estaba acompañada del Dr Óscar Martínez (ginecólogo) y la matrona Rita Salvado.

No voy a entrar en las críticas hacia el programa sobre si mostrar una vagina artificial o un parto simulado en horario protegido es excesivo, porque creo que es una estupidez. Dejamos que en horario protegido se vean guerras, armas, peleas, muerte,… y la simulación de un parto nos parece excesivo para los niños. Nos estamos volviendo locos en un mundo en el que el amor y el sexo no se deben mostrar a los niños, pero sí las guerras y la muerte.

Dejando todo esto de lado, a mi parecer, Pilar Rubio estuvo poco acertada en el programa. Me parece genial la idea de mostrar qué es un parto y como ocurre, y traer a personal especializado al plató. El problema viene cuando te quedas en el “show”, en el espectáculo de que hay una vagina de plástico por la que sale un bebé (y de qué manera….) y…. se acabó. El médico y la matrona no dijeron ni una palabra (el ginecólogo dijo simplemente que muy bien). Se me ocurren tantas cosas a explicar o a mostrar antes que esa… Y me da tanta pena que la imagen de un bebé saliendo sea, como no, en posición de litotomía (aunque hiciera la apreciación de que la posición normalmente está reclinada a unos 45º)…

Aún y así, he estado reflexionando varios días sobre por qué no han aprovechado la sección para otra cosa, o por qué no hablaron ni el médico ni la matrona, y he llegado a la conclusión que ahora mismo no se puede educar en televisión, y menos en “prime time” si no es con la parte más morbosa o con la que más venda. Los minutos en televisión son oro, y que se utilicen para algo que no sea para provocar o hacer reír… no son rentables. 

 

Os dejo con una reflexión sobre la idea de que los minutos en televisión son oro. Para mi es una idea totalmente cierta, pero no de la manera en la que se cree. Los minutos en televisión no son oro por el dinero que cuestan, son oro por lo que se puede conseguir con ellos. ¿Os imagináis que se utilizaran pensando en las mejoras que se van a conseguir en la población en vez de pensando en cuanto dinero van a generar?

 

SALUDos,

Maria

 

 

About the author

Leave a Reply

Catalan CA Spanish ES