681 10 51 10 Previo cita c/ Museu, 15, 2n A, GRANOLLERS
681 10 51 10 Previo cita c/ Museu, 15, 2n A, GRANOLLERS

Fisioterapia antes y después del embarazo… ¿Por qué? (Parte I)

Cada vez los embarazos y los partos están más presentes en mi vida. Quiero creer que es porque me quiero especializar en este tema, y no porque me esté haciendo mayor (¡aún no, por favor!).

Últimamente escucho de todo sobre el embarazo: que las clases preparto no sirven para nada, que toda la vida las mujeres han tenido hijos sin ningún problema, que vaya tontería la moda de tener los hijos en casa, … Pero el comentario que me preocupa por encima de todos es el de: Tengo incontinencia pero me han dicho que es normal… ¡acabo de parir! No, No, No, No, y mil veces ¡NO!

Parece ser que en nuestra sociedad lo único importante durante el embarazo y el parto es el bebé; y la madre…. bueno, la madre va a tener un hijo, es normal que tenga secuelas…. (¡No!).  Me parece perfecto que se tengan todos los cuidados para el bebé, pero eso no quita que sea importante también la salud de la madre.

Es cierto que últimamente hay muchas técnicas, muchas modas, y no se sabe hasta cierto punto qué de ciencia y qué de moda hay en cada una.

Analizando el comentario de que siempre se han tenido hijos sin ningún problema… hay que decir que esto no es del todo así. De hecho, antes del siglo XVII se daba a luz en cuclillas, sentada o de pie. Os preguntareis si esto cambió por una cuestión médica y de seguridad en el parto, pero no. Según parece, el rey Luis XIV de Francia hizo que las mujeres dieran a luz acostadas para que él pudiera presenciar el nacimiento. Ésta postura pronto se generalizó y empezaron a aparecer instrumentos obstétricos por doquier. No quiero decir que los instrumentos obstétricos sean siempre una mala opción, ya que cada parto es diferente, al igual que cada mujer es diferente, y en muchos momentos serán esenciales.

Para centrarnos un poco, el problema más frecuente en el embarazo es la Incontinencia Urinaria (IU). Según la OMS, la IU es “toda pérdida de orina involuntaria que ocasiona un problema higiénico o social“. Durante el embarazo la padecen entre un 20-73%, pero ésta se suele solucionar por si sola. El problema viene en el postparto, ya que la padecen entre un 6% y un 31% de las mujeres, y aquí sí que será imprescindible el tratamiento. (1)

La IU más frecuente en el postparto es la IU de Esfuerzo (IUE). Ésta tiene mucho que ver con el suelo pélvico. Ahora también está muy de moda el suelo pélvico y seguro que habréis oído hablar de él: que si los ejercicios de Kegel, que si las bolas chinas, los hipopresivos, …

Para entender el mecanismo de continencia y que relación tiene con el suelo pélvico hay que saber que la musculatura del suelo pélvico es esencial para cerrar el hiato uretral cuando aumentamos la presión intraabdominal (cuando tosemos, estornudamos, …), por tanto una prioridad será evitar lesiones del suelo pélvico.

Durante el parto, cuando desciende la cabeza fetal, se produce un sobreestiramiento de los músculos que forman este suelo pélvico, y en este momento es en el que se suelen producir las lesiones. (2)

Una vez explicado esto, hay diferentes intervenciones en fisioterapia para prevenir y/o tratar la IU postparto. Éstas son: el masaje perineal, la preparación física para el parto, los ejercicios respiratorios, los pujos, las posturas facilitadoras y el entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico.

En próximas entradas hablaremos de las técnicas que hay y qué evidencia y resultados tienen.

 

SALUDos,

Maria

Bibliografia:

(1) Sievert K-D, Amend B, Toomey PA, Robinson D, Milsom I, Koelbi H, et al. Can we prevent incontinence? ICIcRS 2011. Neurourol Urodyn. 2012;31:390-399.

(2) Ashton-Miller JA, Delancey JOL. Functional Anatomy of the Female Pelvic Floor. Ann. N.Y. Acad. Sci. 2007;(1101):266-296.

About the author

Leave a Reply

Catalan CA Spanish ES